Cuidar  la piel del rostro  muchas veces no es tan fácil.  Las espinillas, los puntos negros y/o el acné  suelen predominar y tratar este tipo de problemas puede resultar difícil. Hay muchas formas  de proteger la piel del rostro  , como por ejemplo: B. evitar la exposición al sol y  utilizar cremas hidratantes.  Además, una  dieta equilibrada  y  mucha agua pueden  tener un efecto positivo en la salud de la piel.

Hoy veremos  cómo preparar una mascarilla natural y casera con tan solo 3 ingredientes  que te ayudará  a eliminar espinillas, puntos negros y combatir el acné.  Además, se  prepara en apenas unos segundos  y con ingredientes que en la mayoría de ocasiones guardamos en nuestra despensa.

Mezcla miel y bicarbonato, “valen su peso en oro” si se usan de esta manera: una vez hechos, ¡no podrás prescindir de él!

El bicarbonato y la miel son dos ingredientes ricos en  propiedades antisépticas y antibacterianas  que mantienen la   piel limpia  y  eliminan las impurezas.

Cabe destacar también que, gracias a su consistencia granulada, ambos también son adecuados para  eliminar las células muertas de la piel y  mantenerla joven por más tiempo como antioxidante natural.  Además, la miel tiene la capacidad  de hidratar la piel  sin engrasarla.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de polvo para hornear
  • una cucharada de miel de flores silvestres orgánica (de excelente calidad)
  • un poco de agua (si lo deseas puedes sustituirlo por limón, que actúa como astringente natural y acelera la desaparición de los granos).

Preparación

  1. Para preparar esta mascarilla facial  , primero pon  el bicarbonato de sodio en un bol y agrega un poco de agua  (o unas gotas de jugo de limón) hasta obtener una especie de pasta cremosa.
  2. Cuando esté lista,  agrega la miel,  mezcla la mascarilla resultante y extiéndela sobre tu  rostro limpio y seco,   sin cubrir la piel del contorno de ojos y labios, ya que es muy delicada y delicada.
  3. Aplicar la mascarilla realizando un ligero masaje con las yemas de los dedos y dejarla actuar sobre la piel durante unos   15-20 minutos  .
  4. Por último, enjuaga  con abundante agua tibia  , seca tu rostro con una toalla suave y utiliza un  tónico y crema hidratante según tu tipo de piel.
El bicarbonato de sodio seca los granos  y elimina las células muertas de la piel, mientras que la miel  desinfecta la piel gracias a sus propiedades antibacterianas.

Recuerda que  puedes utilizar esta mascarilla de miel y bicarbonato una vez o máximo dos veces por semana.