Press ESC to close

Manchas de aceite en la ropa: ¡este truco es ingenioso y económico las hará desaparecer!

Manchas de aceite en la ropa: ¡este truco es ingenioso y económico las hará desaparecer!

¿Tienes una prenda de vestir que se ha manchado con aceite? ¡No lo tires porque tenemos la solución para ti! Las manchas de aceite, como sabemos, son las más rebeldes y difíciles de eliminar, pero esto no significa que sean imposibles de tratar. En este artículo hemos decidido darte un consejo que te resultará especialmente útil: un sistema que aprovecha el uso de productos naturales y que todos tenemos en casa. Pero echemos un vistazo más de cerca.

Manchas de aceite en la ropa: cómo eliminarlas

Hay una pequeña premisa que hacer. Cuando hablamos de manchas de aceite en la ropa, el tiempo es crucial. Actuar de forma inrápida podría significar tener que renunciar a ver tu prenda dañada casi irreparablemente, o en cualquier caso serán necesarios tratamientos más invasivos. Dicho esto, veamos cómo actuar. En primer lugar, debes frotar inmediatamente con toallas de papel: de esta manera evitaremos que la mancha se expanda y penetre en las fibras. Actuamos con una ligera presión y no frotamos. Si somos demasiado bruscos, solo conseguiremos que la mancha se expanda y entonces todo será contraproducente.

En este punto será necesario actuar con ingredientes de cocina muy efectivos. Hablamos del vinagre y el bicarbonato de sodio: estos tendrán que mezclarse entre sí para que puedas aprovechar las características de ambos. El vinagre es capaz de limpiar y desengrasar, mientras que el bicarbonato de sodio es capaz de absorber y eliminar las manchas difíciles gracias a sus propiedades abrasivas. El pretratamiento de la prenda será bastante sencillo: haz una mezcla con al menos dos o tres cucharadas de bicarbonato de sodio, pero depende del tamaño de la mancha y deja que se disuelva en vinagre. Aplicamos todo sobre la mancha y esperamos al menos media hora para que actúe.

Ahora todo lo que tenemos que hacer es proceder con un lavado a través de la lavadora. Obviamente, presta atención a la etiqueta, para no cometer errores: respeta la temperatura y las revoluciones que pueden evitar arruinar nuestra prenda. Utilizamos un detergente vegetal si es posible, para tratar las prendas manchadas a bajas temperaturas. Si superamos un cierto umbral de grados centígrados, es posible que incluso consigamos el efecto contrario y fijemos la mancha en lugar de eliminarla. Después del primer lavado tendremos que ver si el resultado obtenido es el que esperábamos, de lo contrario solo tendremos que repetir la operación hasta que la mancha desaparezca.

Estamos seguros de que estos métodos te ayudarán de manera decisiva: ¡avísanos si tu mancha ha desaparecido!