¿Puedes tener buenos y jugosos limones en casa? La respuesta es sí y estos son todos los consejos para una planta fuerte y hermosa.

¿Quién no tiene siempre limones en casa? Una de las frutas más sabrosas , más antiguas y con extraordinarias propiedades para usar en la cocina, para el bienestar y también en el hogar. Los expertos han querido dar algunos consejos para tener hermosos y jugosos limones en casa: de esta manera se puede obtener una planta fuerte y rica.

Características del limón

El limón es uno de los ingredientes naturales más importantes, rico en propiedades desinfectantes y antibacterianas Conocido ya por las poblaciones antiguas, su uso principal es para dar sabor a platos o bebidas con su jugo ácido con un buen contenido vitamínico .

Es capaz de asociarse con varios gustos, sin nunca dominarlos para casarse bien con cada tipo de plato disponible. El limón se convierte en un referente incluso para un plato sencillo como una ensalada o un pescado.

Fundamental para desengrasar un plato lleno de aceite, desinfectar y enriquecer un plato tradicional italiano sin estropearlo nunca. Como se anticipó, este cítrico no solo es reconocido para condimentar platos, sino que también es excelente para beber y crear una bebida hidratante y refrescante.

Hablamos de la clásica limonada , creada con ingredientes simples como agua – jugo de limón y azúcar. No solo como bebida de verano para beber fresca, sino también en la mesa para el almuerzo y la cena: entre las propiedades no solo el poder hidratante sino también el activador digestivo y del metabolismo.

Jugo de limon

En definitiva, entendimos que es un ingrediente imprescindible para tener siempre disponible incluso en la creación de postres. Evidentemente, su poder también es antinauseoso cuando te sientes mal o excelente para la preparación de mascarillas de belleza. Entre sus miles de usos también está el doméstico: por ejemplo, ¿sabes qué pasa cuando metes un limón en la lavadora ?

Limones bonitos y jugosos: consejos para cultivarlos en casa

Por toda esta serie de razones y más, el limón es imprescindible tener en casa, quizás cultivándolo directamente. Su planta en el jardín debe estar cubierta durante el invierno, siendo intolerante al frío y las bajas temperaturas.

Bastará con una tela/lámina no tejida que haga la función protectora de la planta pero, al mismo tiempo, la deje respirar porque no se crea la clásica condensación. Una vez hecha esta premisa, se debe abonar un limonero en primavera continuando hasta el verano.

Considere un fertilizante orgánico rico en propiedades exclusivas, mientras que el fertilizante se puede crear directamente en casa.

Fertilizante casero

Para ello, los expertos recomiendan comprar una compostera en la que añadirás estiércol de rumiantes con hojas, legumbres, conchas, raíces y mantillo. Inmediatamente después, cubrir con agua y dejar reposar durante tres semanas (al aire libre, considerando un olor fuerte y desagradable).

Limonero

Dentro del compuesto encontrarás todas las propiedades para la planta del limón y para hacer crecer sus frutos fuertes, bonitos y jugosos, como hierro, fósforo y potasio.